Recorriendo Croacia

Llegué a Split, en la región de Dalmacia para recorrer la costa Dalmata hasta Dubrovnik. Antes de emprender el viaje me quedé un par de noches en esta ciudad porque tiene muchísimos sitios para recorrer. En principio, el casco histórico que se recorre a pie porque no se permite la entrada de autos.  Hay mucha facilidad para estacionar en la zona. Monumentos, la Catedral, el Palacio de Diocleciano y restos arqueológicos de una ciudad turbulenta en la época de la Segunda guerra mundial y la guerra de los Balcanes que supo convertirse ahora en el centro neurálgico de la zona.

 

Playas, restaurantes y cafés en un paseo marítimo ideal para pasear por la tarde y cenar por la noche. Ahí mismo se pueden averiguar horarios de Ferry para el día siguiente partir a las islas. 

Yo elegí ir a Bol, en la Isla de Brac. El Ferry tarda 50 min y se saca pasaje de ida y vuelta. Una vez que llegamos a la isla, comencé a darme cuenta que iba a pasar un día ideal. Chequee la hora de vuelta del barco una vez más y  compré provisiones en un pequeño centro que nos recibe. Pero estaba ansiosa por seguir así que lo dejé para recorrer a la vuelta. La estrecha ruta 113 me lleva entre campos, montañas y acantilados hacia el lado sur de la isla. Pasé por Bol, y seguí unos kilómetros más hasta Zlatni Rat, les aseguro, una de las playas más lindas del mundo. Una estrecha península formada que permite de un lado practicar surf y del otro nadar como en una pileta de agua cristalina. Si es temporada se puede comer algo ahí. Yo recomiendo para el almuerzo o para después, pasar por el centro de  Bol y sus encantadores restaurantes sobre la costa del Adriatico.

Para regresar a tomar el Ferry se toma la misma ruta y, si hay tiempo, es bueno estacionar el auto en la fila para el barco y darse una vuelta por Supetar, el pueblo que les mencione antes. Tres cuadras de costanera con la vista del sol cayendo sobre el mar. Inolvidable, se los aseguro. Para otros días también se puede isla de Hvar, donde veranean muchas celebridades en sus yates. 

Al otro día partí para el Parque Nacional Krka, a 90 km de Split por la AU E65 el cual se puede recorrer por senderos perfectamente marcados,  luego de dejar el auto en estacionamiento. (al ingresar, el camino los lleva al Parking incluido en la entrada) Dato: antes de llegar se encuentra la ciudad de Sibenik, también muy linda para visitar.  Al volver, merece la pena un pequeño desvío para visitar Trogir, con un casco histórico que la Unesco ha decidido incluir como Patrimonio de la humanidad y a la cual comparan con Venecia por estar sobre una isla. 

De Spilt a Duvrovnik son aproximadamente 230 km hacia el Sur de Croacia y propongo realizarlos por la ruta de la costa del Adriático, se tarda un poco más pero creanme que vale la pena. Recomendarles un pueblo especifico sería un atrevimiento porque son todos lindos y es fantástico el momento de desviar el auto donde nos parezca y sorprendernos con cualquier pueblo que vayamos encontrando. Casi todos tienen playa y restaurantes.

 

Dubrovnik, la ciudad de Croacia de la que seguramente más hayamos escuchado hablar. Aquí hay opciones de hospedarse cerca del centro histórico o mas alejado donde la mayoría de los hoteles tienen vista a una de las puestas del sol mas lindas que ví. Es muy fácil de recorrer y amena. Tiene un encanto especial.  Está rodeada por una gran muralla que se recorre mientras se disfruta las vistas más increíbles de la ciudad y el mar. Esta ciudad fue una de las más bombardeadas en la guerra de los Balcanes (llegó a soportar 2000 bombas en un día.) Lo primero que hice al día siguiente de la llegada es el tour gratis a pie. Una manera de tener un panorama de la ciudad y sus secretos de una forma mas descontracturada. Luego si dar un paseo libre y disfrutar de los sabores de Croacia: aceite de oliva, buen vino y comida muy familiar. 

 

Hay opciones también para recorrer en los alrededores, parques, islas, playas, ciudades.  A 130 km, para los más creyentes o los más aventureros se encuentra Medjugorje, en Bosnia. Se tarda alrededor de 2  horas y media, porque son rutas muy estrechas en medio montañas y pueblos escondidos, aún con cicatrices en sus casas devastadas en la última guerra de los Balcanes. 

La historia cuenta que la Virgen se le apareció a 6 niños bosnios. Aunque todavía no se ha demostrado ni el Vaticano lo acepta plenamente, la ciudad se ha transformado en un ir y venir de peregrinos. En el centro se encuentra la Iglesia, pero unos pocos kilómetros más adelante y pasando por un sinfin de tiendas, sobre una montaña se encuentra la imagen de la Virgen en el lugar de la supuesta aparición. 

A un costado de los locales de souvenirs y de estacionamientos de cientos de micros de creyentes, se encuentra uno de los puntos de inicio para subir. Desde el principio es complicado porque no hay demarcación de camino, es decir, hay que subir entre piedras, tierra o barro y vegetación. Pero al llegar a la cima luego de aproximadamente 30 minutos el agobio del esfuerzo físico cambia por un ambiente renovado.  En principio uno se encuentra con un paisaje inmenso de valle y montañas y el cielo azul. Una vez más pienso en esta región marcada de por vida por el horror de la guerra y su resurgimiento. Emociona ver la devoción, la fe o simplemente el destino de aquellas personas que por diferentes razones deseaban estar exactamente en ese lugar… y ahí estaban… como yo.

 Si se tiene más tiempo, otro día se puede ir hasta Mostar, también en Bosnia. Esta ciudad también fue muy castigada en la guerra. Su puente, símbolo de la ciudad por ser la vía de comunicación pacífica entre musulmanes y católicos de la época antigua, fue derribado y sus casas arrasadas. En 2004 fue reinagurado y ahora es también, el punto de partida para recorrer esta ciudad tan especial.

De regreso a Split, se puede tomar por las rutas E65 y D8, un camino más rápido que comienza con la ruta de la costa y luego de un desvío se entra en autopista.

 

😄 Recordá que con Sixt pagás en pesos, llamando al 0810-333-7498.

Ferry Split- Isla de Brac apróx. 25 Euros con auto. 

🏞 Entrada parque nacional KRKA:  El equivalente de 5 a 25 Euros según época del año y zona a recorrer.

🚧 En la ruta siempre pasaporte de todos a mano porque pasa por frontera (simple trámite de mostrarlo sin bajarse del auto)

💶 Croacia no pertenece a la UE y su moneda es el KUNA. Es muy difícil que acepten Euros.

😅 Los precios son más baratos que en la mayoría de Europa.

❗️ Respetar siempre las leyes de transito y ¡disfrutar cada kilometro!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *