Moscú, la ciudad de las cúpulas.

Todos tenemos la ilusión de ir a un Mundial. Pensar en comprar los pasajes de avión, los tickets para los partidos, hoteles. Pero para los que somos viajeros, ¡siempre hay algo más! Y esta puede ser una oportunidad para recorrer un país que sorprende. Hay varias rutas y ciudades por visitar, hoy les voy a contar sobre Moscú.

Viajé a hace poco y la primera impresión que tuve es que no iba a poder comunicarme jamás. Esa sensación se disipa en algunos momentos. No se preocupen. En todos lados, de alguna forma nos entendemos. Respetar las formas de expresión y comunicación cuando estás fuera de tu país es lo más importante. Y más en costumbres tan distintas. Un consejo: no creer que te están retando cuando simplemente te están hablando. Es su forma de expresarse, más seria de lo que estamos acostumbrados. Aunque siempre una sonrisa se devuelve por otra. No esperen grandes abrazos ;). Intenté hablar primero en inglés, pero resultaron ser más amenos al tratar entender el español. Pero siempre, no importa si entienden o no tratan de ayudarte con lo que necesites. Y aprecian cuando al seguir tu camino intentas un “spasiva” (gracias).

A Moscú le dicen “la ciudad de las cúpulas”. Brillan. Siempre brillan. Y las ves por todos lados. Quería abrir bien grandes los ojos y tratar de que todo quede en mi retina. Esplendorosa. Impactante. Edificios de la época de los Zares, pero también el recuerdo de la Union Soviética, sobretodo en algunos edificios que conservan aquel estilo. Todo eso combinado con el modernismo actual. Y eso se también se siente en el ambiente y en su gente. Caminar por Moscú es sentirte parte de la historia.

Es muy fácil moverse en auto siempre que tengas GPS, porque hay muchas calles circulares y diagonales. Pero hay que tener en cuenta que el tránsito por momentos y barrios es intenso, y más en hora pico. Vale la pena en algunos horarios viajar en Metro y luego tomar el auto para los lugares a más distancia.

La inmensa Plaza Roja, el Kremlin, la Catedral de San Basilio y sus colores, el Mausoleo de Lenin, un lujoso shopping con las mejores marcas, pero que antes fue mercado donde las mujeres hacían filas eternas y al aire libre bajo el clima gélido para conseguir algo de ropa para sus maridos e hijos. Todo en un mismo lugar. Pasado y presente.

Los rusos tienen un gran sentido religioso. En un rincón de la Plaza Roja, casi como escondida se encuentra la Catedral de Kazan, muy chica, donde es muy común que las moscovitas detengan su paso de todos los días para entrar, rezarle al patrono de Moscú, San Jorge y seguir su camino. Así como en cada lugar donde haya una imagen, incluso en una de las entradas a la plaza hay un altar al aire libre,  donde a cada rato se acumula gente para rezar.

No muy lejos de ahí está la catedral de Cristo Salvador. Blanca, imponente con sus cúpulas doradas que brillan con sol, nublado, lluvia o nieve. Por detrás un puente que cruza el río Moscova con sus pintorescos faroles y vista hacia el Kremlin. Más adelante el parque Gorky. También inmensamente verde y con muchas actividades culturales, deportivas y de ocio.

El teatro Bolshoi, la calle Tverskaya y sus grandes y lujosas tiendas, el Barrio Arbat, entre otros atractivos. Moscú es interminable. Algunas estaciones del Metro son pequeños museos. El recorrido por los edificios que representan la ex la Union Soviética. Una ciudad para estar varios días y disfrutar su imponencia, su gente y las distintas culturas a través de los miles de turistas que la visitan. Una amiga siempre dice: “Moscú enamora”. Y hay que ir para comprobarlo.

Para comer en Rusia lo más típico es la comida georgiana como el “jachapuri” o ucraniana.  Borch y pelmeni son platos rusos que sugiero probar. También comen mucho sushi y son amantes de los locales de comidas rápidas. Un dato: La famosa “ensalada rusa” se llama “ensalada Olivia”.

 

Subirse al auto y explorar los alrededores de Moscú tiene un plus especial. Muy cerca están las “dachas” (quintas), hay parques, palacios, museos. En Monino, a 35 km al este de Moscú, está uno de los museos de aviación al aire libre más impresionantes del mundo.

El Anillo de Oro de Rusia es un itinerario a lo largo de una serie de ciudades turísticas cercanas a Moscú, en las que se encuentran un conjunto de villas medievales con monasterios, iglesias, catedrales y Kremlins, que recogen mil años de historia de la ortodoxa rusa.

No existe una lista oficial de todas las ciudades incluidas en esa ruta, con la excepción de las 8 principales: Sérguiev Posad, Rostov Veliki, Pereslavl-Zaleski, Yaroslavl, Kostromá, Ivánovo, Vladímir y Súzdal.

 

Recomiendo algunas de ellas:

1. Sérguiev Posad

En esta ciudad, situada a 70 km al noreste de Moscú, se encuentra el monasterio de la Trinidad y San Sergio, más importante del país.

2. Mélijovo,

En este pueblo situado a 75 km de Moscú se encuentra la antigua finca de Antón Chéjov.

El escritor se mudó aquí desde Moscú en 1892 y permaneció hasta 1899. Fue en este lugar donde escribió La gaviota y otras obras clásicas.

3. Yaroslavl,  situada en la confluencia de los ríos Volga y Kotorosi, está a unos 250 km al noreste de Moscú. Está incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

El centro de la ciudad, que se recorre a pie, cuenta con alrededor de 140 monumentos protegidos.

4. Pereslavl Zaleski (144 kilómetros). Ciudad de unos 40.000 habitantes, conocida por su rico patrimonio arquitectónico, entre el que destaca la antigua catedral de la Transfiguración del Salvador en piedra blanca (actualmente un museo), la iglesia del metropolitano Pedro y los monasterios de Troitse-Danílov, Nikitsi, Fiódorovski y Goritsy.

5. Rostov Veliki (207 kilómetros). Ciudad de unos 30.000 habitantes, cuyo nombre oficial es Rostov, pero en Rusia se la conoce como Rostov Veliki para distinguirla de Rostov del Don (ciudad que cuenta con más de 1 millón de habitantes). Tiene el Kremlin más bonito de toda la ruta turística del Anillo de Oro. En tren se puede llegar en unas 2 horas y media (la estación de tren de esta ciudad de denomina Rostov Yaroslavsky).

Rusia es un país muy grande y hermoso para recorrer. Es hora de partir hacia San Petersburgo … en el próximo post!

😀 Recordá que con Sixt pagás en pesos, llamando al 0810-333-7498.

⛽️ Rusia es uno de los principales países productores de petróleo, por lo cual la nafta es muy barata.

💶 Moscú es una ciudad muy segura, aunque siempre hay que estar atentos a carteristas en zonas turísticas.

🚧 Los argentinos no necesitan visa para entrar al país.

❗️Respetá siempre las leyes de tránsito y disfrutá cada kilometro.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *